Actualidad

EL FUTURO DE LA HOSTELERIA EN MANOS DE LAS NUEVAS GENERACIONES

El futuro de la hotelería en manos de las nuevas generaciones 

Los desafíos a los que las empresas hoteleras se exponen en la actualidad están marcando el destino de los establecimientos turísticos.

La precariedad laboral, el desgaste de los establecimientos, el desconocimiento de la responsabilidad social y la falta de involucrar al personal en los objetivos de la empresa son un claro ejemplo.

Aunque es cierto que los recientes acontecimientos y conflictos geopolíticos han favorecido el flujo de turismo para España en los últimos meses y aunque el volumen de turistas sigue creciendo año tras año, es una realidad que debido a la situación que estamos viviendo desde que el empleo empezó a decaer de la mano de la economía cada vez nos encontramos con establecimientos turísticos que han de escoger entre reinventarse o cerrar sus puertas.

Esto añadido a los trabajos temporales  que no ayudan a la fidelización del personal ni a la captación de gente valida, nos hacen entrar en un círculo vicioso negativo para el entorno socioeconómico de las ciudades españolas.

La retención del capital humano cualificado y valido es más costosa a corto plazo que la contratación temporal contribuyendo así a la precariedad laboral.

El sector de los servicios, pilar fundamental de nuestra economía, ha crecido de manera irregular y rápida por lo que la organización de las compañías turísticas y sus estructuras son tarea pendiente para nuestro país. Si bien encontramos ciertas empresas que al internacionalizar su marca y exponerse al mundo han ido a marcha forzada a la hora de crearse una imagen y posicionarse en el mercado. Aun y así, si comparamos la gestión de las operaciones diarias  y los procesos de trabajo de otros países  de la unión europea se denota aun una necesidad de cambio.

Es hora de re-direccionar las tareas de los puestos de mando en los hoteles evitando la máxima inversión de tiempo en los documentos contables y desarrollar procesos para involucrar a los empleados y definir bien las tareas de los mismos.

A su vez, la cultura de la empresa junto con la misión, visión y valores ha de estar claro y presentes en el día a día junto con los objetivos de la empresa.

Como comentaba anteriormente otra asignatura pendiente es la Responsabilidad Social Corporativa. Los datos afirman que los empleados de los establecimientos hoteleros o bien desconocen en qué consiste o lo conocen pero no se implican en las acciones para aplicar estas medidas en sus puestos de trabajo.

Los recursos  son perecederos por  lo que es trascendental  invertir en  alternativas y acciones socioresponsables que a largo plazo nos ayuden a ser ecoeficientes y ahorrar costes. Un claro ejemplo de avance y de voluntad de cambio es la empresa Forética, que ayuda a las empresas a fomentar la integración de los aspectos sociales, ambientales y en la gestión de empresas y organizaciones.

Para todas aquellas empresas que están empezando a competir con marcas internacionales establecidas en el mercado, se tiene que hacer un trabajo de fondo y valorar los pasos de progreso que se han ido dando en los últimos años y a su vez aprender de los errores cometidos.

La gestión hotelera en manos de las nuevas  generaciones y la nueva era digital en la que nos encontramos actualmente deberían hacernos reflexionar e invertir tiempo y capital en el cambio para competir en un mercado donde cada vez se repleta  más de alternativas para el cliente.

Crear, modernizar y desarrollar nuevos procesos y acciones que nos acerquen a un turismo sostenible, responsable y competitivo en la realidad que afrontamos es fundamental.

Maribel Esparcia Pérez

maribelesparcia@gmail.com

Ejecutiva de Ventas

Londres, Publicación de prensa

05 Julio 2016

 

BIENVENIDO A LA NUEVA PÁGINA DEL CIDH

POR MOTIVOS DE MEJORA DE LA INFRAESTRUCTURA DIGITAL, HAY SECCIONES QUE AUN NO SE ENCUENTRAN EN FUNCIONAMIENTO. 

GRACIAS Y DISCULPEN LAS MOLESTIAS